Variedades del té

may 28

Variedades del té

Todos los tés hasta la fecha proceden de las hojas del arbusto conocido como Camellia Sinensis, y dependiendo del tratamiento y procesado (fermentación) de ésta obtendremos alguno de los tés más conocidos en todo el mundo:

  • Té verde
  • Té negro,
  • Té Oolong, o té azul
  • Té rojo, o Pu-erh

Un té menos consumido, y producido a menor escala (únicamente en China y sureste de India), también algo más costoso, es aquel obtenido de los brotes nuevos del arbusto, tras cuyo proceso de marchitado y desecado derivan en el té blanco.

Partiendo de estas cinco clasificaciones existen diferentes factores que modifican sustancialmente el aroma, color y sabor final del té, y que crearán multitud de variedades (se contabilizan más de 3.000) dependiendo de los países de procedencia, en cuyo caso estarán muy condicionadas por el clima y el propio suelo de cultivo.  Para que puedas hacerte una idea, te explicamos a continuación el método de obtención de algunos de los tipos de té que te hemos mencionado con anterioridad.

Té verde. Es un té no fermentado. Conseguir el té verde implica que las hojas se sequen primero y se sometan a un proceso de cocción al vapor después. Finalmente se extienden, se deshidratan mecánicamente y se les aplica un último tratamiento de calor.

Té negro. Es una variedad de té que ha sido sometido a una fermentación completa, un complejo proceso que consta de cuatro fases bien diferenciadas: marchitamiento, enrollado, fermentación y secado. Durante todo este proceso el tono de las hojas va cambiando de verde a marrón hasta el color negro, que le da nombre.

Té Oolong. Es un té cuya fermentación se ha interrumpido a la mitad del proceso. Su obtención se consigue con el secado de las hojas (primero al aire libre, después en un espacio cerrado), extensión y un último secado al fuego.

Té rojo. Llamado también Pu-erh por proceder de la región de Pu’er, en Yunnan. Se produce casi en su totalidad en China. El té rojo es único y su proceso de elaboración precisa, partiendo de un té verde, de un prolongado y controlado proceso de fermentación (de varios años) y de unas condiciones de maduración distintas al resto (en barricas de madera de roble). Como el vino, su pureza y calidad aumentan cuanto mayor es su proceso de curación.

Sabor, aroma y color muy distintos y para distintos paladares, ¿Cuál de ellos es tu preferido?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>